VVS

La sidra afila la lengua, la envidia ménguala

En la revista de verano VIAJAR, VIVIR y SABOREAR dedicamos un especial al mundo de la sidra asturiana y recordamos un refrán sobre el mosto de la manzana que ayuda a compadrear y disminuye la envidia, un mal de la sociedad occidental. Aunque en España parece resaltar más que en otros países. Eso de que el vecino viva mejor, duele a muchos…

En la novela EL TESTAMENTO DEL GALLO, disponible en Amazon, también se describen distintos personajes envidiosos por naturaleza.

El envidioso siempre enflaquece de lo que otro engorda y siempre promueve los prejuicios. Algunos amigos confiesan que tienen una envidia sana, sin embargo, a otros se les ve el plumero, muestran una envida dañina que intenta desprestigiar, minusvalorar y ningunear, critican o cuchichean a sus espaldas.

El conflicto psicológico empeora cuando la envidia lleva al robo. La envidia es el sentimiento de malestar, frustración y tristeza vinculado al deseo de poseer algo que otro sujeto tiene, ya sea algo material o no. En los casos más extremistas lleva a cometer delitos. El envidioso puede convertirse en un ladrón y hasta en un asesino. Vean la madrasta de Blancanieves que motivada por la envidia de la belleza de la joven intenta asesinarla.

El envidioso siente sentimiento de frustración no solo por los bienes materiales, sino también por los éxitos ajenos. Entramos en una guerra de egos, intereses, comparaciones odiosas y decrepitud al no saber gestionar un liderazgo compartido. Los envidiosos quieren ser los caciques del cortijo y, ello, puede provocar la ruptura de las relaciones de los miembros de multitud de empresas familiares que acaban por desvincularse del negocio, a causa de la envidia que entraña su simple presencia. Simplemente porque hace sombra al dictadorzuelo de turno que ocupa un puesto de conveniencia por su apellido, no por sus méritos personales. Eso le causa una doble frustración sobre su pariente con un liderazgo superior que destaca en cualquier faceta. Por ello, intentarán destruirlo.

Un amigo me dice: “Tienes el coche más barato de los ricos”. Yo estoy encantado con él porque me sirve perfectamente para mis necesidades. Sin embargo, otro amigo me dice: “Tú, no tienes el coche que deberías de acuerdo a tu estatus social”. Chorradas que generan envidias.

Con los viajes son muchos los que me cuentan: “Tengo envidia sana”. Mientras otros muestran una clara envidia. Por ello, en muchas intervenciones en sagas empresariales los mediadores tienen que ayudarse de psicólogos para fomentar una buena salud mental en las familias empresarias.

En psicoterapia, los expertos ayudan a evitar las creencias irracionales y las maneras de pensar que te llevan a sentirte mal por la envidia. Los psicólogos te enseñarán hábitos de vida para combatir tus dañinas frustraciones. Confía en un buen psicólogo clínico e intenta progresar en el crecimiento personal, sin envidiar a nadie. Envidia, ni tenerla ni temerla.

Informa Alfredo Muñiz.

Revista de verano 2022 VIAJAR, VIVIR y SABOREAR

Publicado el Jul 26 2022. Archivado bajo Actualidad, Gastrocotilleo, HORECA, Hosteleria, Videos. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?