VVS

MADAGASCAR: naturaleza virgen, madrugones y baches

Eugenia, Joan Paolo y Alfredo Muñiz.
Fotógrafo: Miguel Ángel de revistaviajeros.es

Madagascar, un país para perderse

Viajar en Jeep por la carretera nacional de Madagascar es una especie de aventura París – Dakar, enormes socavones encontrarás en medio de la ruta con más tramos sin asfaltar que los que podrías imaginarte en una pesadilla viajera. No obstante, hasta los baches valen la pena.

En el camino podrás encontrar idílicas estampas de paisajes con baobabs y sus primos los “paquipollos”, unos árboles parecidos a los inmortalizados en El Principito, pero floridos. Por la ruta también descubrirás animales exóticos para nuestros ojos, los simpáticos lémures, los camaleones de todas las especies imaginables, pero mis favoritos son los enanos (brookesias).

Los gekkos con unos colores deslumbrantes e infinidad de flora que hacen del viaje una delicia. En el bosque descubrí un leaf tailed gekko y un phalsuma lineata de Madagascar.

Phalsuma lineata de Madagascar, conocido popularmente como gekko

Además, te podrás detener en los poblados que encuentras a tu paso y si coincide con un mercado, la excursión se convertirá en una fiesta colorista donde los niños con sus impecables vestidos y peinados te sorprenderán en sus humildes chozas.

Al que madruga Dios le ayuda, esa es la máxima en una visita a Madagascar. Lo ideal es poner el despertador a las cuatro y media de la madrugada; desayunar con tranquilidad y tomarte el tiempo para visitar los Parques Nacionales y demás atractivos del país.

Los imprescindibles son la selva del Parque Nacional Montaña de Ambre donde no te puedes perder el paseo de los Mil árboles y la cascada sagrada. Un recorrido fácil por caminos perfectamente señalizados, aunque las autoridades exigen ir acompañados de guías oficiales.

Alfredo Muñiz en la cascada sagrada

En el Parque Nacional de la Montaña de Ambre (Ámbar) encontrarás lémures y uno de los bosques subtropicales más bellos del país. Quedarás alucinado al descubrir al camaleón más pequeño del mundo y los lémures de la especie coronatus, solamente visibles en el norte de la isla.

La Montaña de Ambre fue el primer Parque Nacional de Madagascar, fundado en 1958, cuenta con un micro clima especial. Un paraíso botánico repleto de plantas medicinales, orquídeas, líquenes, palmeras y el famoso canarium madagascariensis, Ficus.

Si soportas los baches, en el mismo día podrás disfrutar de la puesta de sol en los famosos Tsingys Rojos de Irodo, únicos en el mundo.

Los Tsingys Rojos de Irodo son una de las joyas del Norte de Madagascar, protegidos por la UNESCO. Desgraciadamente, se encuentran en peligro de desaparición a causa del agua y la erosión provocada por los vientos alisios. Sus colores rojos y rosas forman un paisaje espectacular.

Además, no te puedes perder el impresionante Parque Nacional del Ankarana y sus famosas agujas calcáreas llamadas Tsingys en medio del bosque tropical seco. El Ankarana se encuentra poblado de numerosos cañones, grutas, estalactitas y estalagmitas, ríos subterráneos, lagos y un bosque denso poblado de lianas y orquídeas. Fauna y flora por doquier. Otra de las imágenes para el recuerdo es una panorámica del Pan de Azúcar malgache, si inmortalizas la puesta de sol, la experiencia será inolvidable.

Puesta de sol típica de Madagascar

La barrera de coral malgache: un paraíso submarino

Si viajas a Nosy Be también experimentarás el bamboleo de las barquitas surcando los mares. Organiza una excursión a una de las islas cercanas a la barrera de coral y podrás ver la maravilla del mundo submarino malgache. Desde tortugas gigantes al tiburón ballena, peces de colores y todo tipo de corales. Nosy Be es conocida como La Isla del perfume y sus 6 islas alrededor, así como los archipiélagos forman un paraíso de aguas turquesas y cristalinas. Visita Nosy Sakatia, Nosy Tanikely, Nosy Iranja, Nosy Komba y su reserva natural de Lokobe. Además de bucear, podrás pescar, practicar snorkel, anótate a un safari donde te aseguren el avistamiento de ballenas y tiburones. Los más comodones pueden relajarse en una hamaca o solicitar un masaje en la playa, degustando un refrescante coco recién cortado.

En mi caso tuve la oportunidad de bucear en la barrera de coral a unos 20 metros de profundidad con Clement, un divemaster francés de Burdeos que me enseñó el mundo submarino del Parque Nacional de Tanikely.

Su jefe, Erwan Boulvais de Scuba Nosy Be, me había adelantado que sería una experiencia inolvidable y así fue. Os dejo el contacto por si queréis flipar en colores: www.scubanosybe.com; contact@scubanosybe.com

Informa Alfredo Muñiz

La comedia más divertida para disfrutar del verano:

EL TESTAMENTO DEL GALLO, disponible en Amazon

Reserva tu revista VIAJAR, VIVIR y SABOREAR en tu kioscos de confianza.

En Asturias llueve sidra con Viajar, vivir y saborear

Publicado el Jun 29 2022. Archivado bajo Actualidad, HORECA, Hosteleria, Lugares con duende. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?