VVS

El testamento del Gallo por Alfredo Muñiz

Una novela para tiempos poscovid

Una comedia romántica cargada de ironía escrita por Alfredo Muñiz.

Lazos de sangre, enredos y trapicheos; relaciones sexuales y amorosas. Entremezcla música con gastronomía; problemas sociales con el mundo empresarial; viajes y confinamiento; violencia de género y amor pasional; exclusión homofóbica; acoso laboral; las adicciones o las debilidades en la empresa familiar. Contradicciones del catolicismo versus satanismo; la santería y los rituales de las meigas.

Real como la vida misma; con un mensaje de esperanza para reflexionar sobre el futuro poscovid. La vida es el arte de lo posible y de casi lo imposible. En “El testamento del Gallo” descubrirás una familia covid con huevos y gallinas.

Un elogio a la libertad sexual, política, laboral y familiar

La novela consta de tres partes divididas en capítulos cortos para facilitar la lectura. Al finalizar la ficción -inspirada en parte en casos reales- encontrarás contenido de apoyo: información ampliada sobre aspectos jurídicos y de gestión empresarial; así como las recetas de cocina de la historia; la banda sonora y las traducciones de las canciones que se reproducen en la tragicomedia; información académica, localizaciones, propuestas de viajes y observaciones.

Próximamente disponible en formato digital, físico y audiolibro en las siguientes plataformas: Amazon KDP / TopBooks / Apple Books

En Amazón-kindle, se distribuirá en todas las tiendas Kindle de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Alemania, la India, Francia, Italia, España, Japón y Brasil, entre otras.

En Apple Books, distribución del libro en 51 países a través de iBookstores.

En TopBooks se distribuirá en todos los formatos digitales e impresos bajo demanda en multitud de países. Es la única plataforma que accede incluso al mercado de la isla de Cuba.

Consideraciones sobre los valores y perspectiva de la obra, según la editorial Letra de Kmbio

En su estructura actual tanto interna como externa, el libro goza de varias ventajas: tiene un lenguaje sencillo, que invita y facilita su lectura y en especial su comprensión, no se limita al mero contenido de ficción, sino que se acompaña de elementos culinarios, jurídicos y hasta médicos, lo que facilita la empatía con el lector y promueve que este se sienta identificado rápidamente, un valor de suma importancia, tanto para atraer como para convencer al lector(es). Todo ello sumado al tono risible, divertido y lleno de ironía permite bajar la tensión en los momentos más trágicos.

La extensión total del libro es a priori razonable de cara a muchos lectores que hoy en día se caracterizan por preferir obras cortas, la brevedad de los capítulos del libro viene a reforzar este valor, llevando al lector a sentir curiosidad por lo que sigue, toda vez que los capítulos se terminan con rapidez. La estructura no clásica que ofrece la obra, también es un pilar importante, nótese que muchos best-sellers actuales se valen del In Medias Res como recurso y técnica de conquista. Alfredo Muñiz utiliza la técnica literaria del In Medias Res de forma magistral en esta novela, creando suspense en el lector. Además, al exponer diferentes puntos de vista de los personajes crea intriga; concluye los capítulos con un cliffhanger, una canción o un chiste divertido lo cual engancha al lector en la historia. Al jugar con distintos formatos: narración, diálogos, cartas, noticias de prensa y desenlaces cómicos, la emoción y el divertimento están asegurados. Finalmente el título, “El testamento del Gallo“, tiene los valores fundamentales, breve, atractivo y comercial.

Sobre el escritor Alfredo Muñiz

Cuando mi profesor de Literatura me aconsejó a los 12 años que nunca dejara de escribir y que aprovechara mi facilidad para expresarme en verso. No le escuché en absoluto, prefería leer “Las aventuras de los cinco”, ir a la playa y jugar con mis amigos. Tan solo escribía cartas y postales a diestro y siniestro.

A los 14 años comencé a viajar en solitario, mi primer destino fue Irlanda donde me alojé con una auténtica familia irlandesa para practicar inglés. Desde entonces mi pasión de trotamundos es insaciable.

Durante el bachillerato me asaltaron las dudas sobre si dedicarme a las letras o a las ciencias, opté por la opción de matemáticas con literatura e historia del arte, aunque confieso que no sabía qué camino elegir con certeza.

Mis maestros consideraban que estaba capacitado para estudiar lo que quisiera. Al final, me licencié en Ciencias Económicas y Empresariales con el objetivo de asegurarme un futuro profesional, aunque seguía vinculado a las letras por mi afición a los idiomas.

En la década de los 80 logré una beca Erasmus para cursar un año académico en Dublin City University (DCU), que permanece en el ranking de las 50 mejores universidades del mundo. Una experiencia inolvidable.

Durante la carrera, comencé a trabajar como operador telefónico y en la propia DCU, una multinacional americana me ofreció un contrato laboral en Disney World. No obstante, por razones familiares regresé a mi Asturias, patria querida, donde logré un puesto de jefe de administración en una constructora de Oviedo. Algo que parecía más seguro que la aventura estadounidense…

Al estallar la burbuja inmobiliaria, decidí especializarme en comercio exterior, mientras seguía peleándome por mejorar mi inglés, francés, alemán e italiano.

Con el tiempo, fundé una sociedad dedicada a import-export, tuve la oportunidad de trabajar en la feria internacional de La Habana y me enamoré de Cuba.

El ICEX me convirtió en consultor, especializado en proyectos de internacionalización para PYMES. Al mismo tiempo, profundicé en la gestión de empresas familiares y me familiaricé con su problemática. Intenté resolver conflictos a través de la mediación, el coaching, los protocolos familiares, la auditoría de cuentas, la calidad según normas ISO, las buenas prácticas medioambientales, la digitalización y seguridad de la información en empresas tecnológicas, las técnicas para fomentar la comunicación y el trabajo en equipo, así como un montón de procesos encaminados a buscar la excelencia empresarial de mis clientes, un camino sin destino final. Apliqué dichos conocimientos en distintas compañías e impartí cursos de formación sobre los temas expuestos.

Tras colaborar con diversas consultoras, fundé mi propio despacho y ejercí como auditor interno en los sistemas de gestión mencionados. Asimismo, participé en diversos medios de comunicación nacionales y regionales, hasta la creación del proyecto digital parahoreca.com que evolucionó a un portal con edición en papel, VIAJAR, VIVIR Y SABOREAR (www.viajarvivirysaborear.com).

En la actualidad, gestiono 5 dominios en Internet, y ejerzo como community manager de las redes sociales vinculadas a los mismos, además de dirigir la edición impresa de la revista.

Ante la incertidumbre cuando llegue la jubilación y la precaria futura pensión. Por fin, escucho al padre Leandro, el profe de literatura preadolescente, y decido publicar mi primera novela, una tragicomedia en tiempos de covid, titulada “El testamento del Gallo“.

Imagínense que a los 18 años confieso: “Papá, quiero ser escritor”. A mi familia se le caería el alma a los pies. Por todo ello, me identifico con Tom Wolfe cuando declaró: “No le digas a mi madre que soy periodista, ella piensa que trabajo de pianista en un burdel”.

Mi maestro el periodista Jesús Cacho me dio la oportunidad de colaborar en “El Confidencial”, y me indicó: “Alfredo, tú igual que Lola Flores te debes a tu público. Recuerda que te leerá el establishment”. Acertó plenamente, a la postre, hasta recibí comunicaciones del Gobierno y de la Casa Real…

Ahora, toquemos madera, guardemos un diente de ajo, ¡Santigüémonos!, y que sea lo que Dios quiera. ¿Pecaré al disfrutar escribiendo?

Agradecimientos: mis mayores gratitudes al artista Mario Pavez, autor de la portada y contraportada del libro, un verdadero genio del arte contemporáneo, y por supuesto, a Eduardo Angarica, director de la editorial Letra de Kmbio, que desde París dirige la edición mundial.

Alfredo Muñiz.

Contacto: contacto@eltestamentodelgallo.com

www.eltestamentodelgallo.com

Sobre el target, según la editorial Letra de Kmbio

Si bien va destinado a todo tipo de público que tenga ganas de divertirse, emocionarse, aprender, reflexionar y sentir nuevas experiencias, nuestra primera valoración de la obra, nos permite desde ya previsualizar posibles perfiles. Hablamos de hombres maduros, interesados en temas de herencias y con gran apetito sexual, personas muy familiares o con grandes familias y emprendedores. También hombres jóvenes empresarios, ambiciosos y de buen vivir. En cuanto al género femenino cabría definir tanto chicas jóvenes como maduritas, rebeldes, coquetas, despiertas, antítesis de otro tipo un poco más mayores, sumisas, consagradas a la familia y sin grandes historias personales detrás.

Publicado el Oct 22 2021. Archivado bajo Actualidad, HORECA, Hosteleria, Lujo en tiempos de crisis. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos