VVS

El marqués de Galapagar, de agustito en Vallecas a cojonudo en la comisión del CNI

Atrás quedó el pisito de Vallecas dónde Pablo Iglesias vivía tan agustito. Atrás quedaron las críticas a la casta con sus chalets y sus áticos de lujo. Ahora, el gran líder de Podemos prefiere un “casoplón”, aunque su pareja, Irene Montero, seguramente dirá “casoplona” para evitar la falocratización de la mansión campestre. Es verdad que ¿la compra de la vivienda se realizó mediante una hipoteca de 540 000 euros ofrecida por la cooperativa de crédito Caja de Ingenieros, a pagar entre ambos en un plazo de 30 años?, ¿es verdad que el chalet en la sierra de Madrid cuenta con piscina, 260 metros cuadrados de inmueble y 2.300 metros de parcela? Las lenguas más viperinas cuchichean que su valor de mercado supera los 600.000 €. Por eso, llama la atención el famoso tuit de Pablo Iglesias en referencia a la vivienda del ex ministro de Economía Luis de Guindos cuando formaba parte del Gobierno: “¿Entregarías la política económica del país a quien se gasta 600.000 € en un ático de lujo?”. Eso, ya es historia ahora vivimos confinados por orden de los que mandan.

Sea como fuere, la ministra de Igualdad critica el sexismo y ella ha sido nombrada gracias a sus innumerables méritos -aunque desconocidos para el gran público-, sabemos que estudió psicología y vivió cinco meses en Chile por motivos académicos, donde se curtió en la lucha revolucionaria. La mandataria-psicóloga más progre del país vive obsesionada con imitar los regímenes sudamericanos. Por eso, le dedicamos la mítica canción de Luis Aguilé: Cuando salí de Cuba.

Además, sabemos que le encantan las medidas económicas de la Argentina peronista y de la Venezuela más dictatorial. Aunque uno de sus cometidos sea fomentar el lenguaje inclusivo, observamos que en las entrevistas utiliza de forma sexista los términos “médicos y enfermeras”. Aunque, a raíz de su última metedura de pata lingüística en plena crisis del coronavirus, molestó tanto a sus seguidoras sanitarias que ordenó difundir las guías de lenguaje inclusivo. Así, aprendimos que su ministerio recomienda utilizar el término “criaturas” para referirse a los “niños”. También sabemos que tras la manifestación del 8M se contagió del COVID-19, por tal motivo Pablo Iglesias se vio obligado a una cuarentena cuando le apetecía….

Como le diría mi “cuñau”: “señora ministra preocúpese de que no se confunda la hija del Rajá con la raja de la hija…”. Durante el confinamiento también nos enteramos de que el vicepresidente con coleta ha contratado a una modelo, actriz de comedia como asesora de la alta política española, ¿qué más experiencia tiene Lilu Verstrynge, además de chatear por las redes sociales y estudiar idiomas, asegura que domina el francés? Incluso a través de las redes nos desvela sus gustos musicales revolucionarios: La música que escucha Pablo Iglesias y su asesora Lilu Verstrynge Aunque desde este medio le recomendamos que escuche: “Mi casa es sagrada pero defiendo la okupación”: Progre soy yo.

Y que les voy a contar del jefe de Pablito, su socio Pedrito Sánchez, apodado por muchos “El guapo”, y por los más malvados “El okupa de Moncloa”, por cierto, en pleno confinamiento nos colaron un polémico texto que huele a maniobra del Coletas: ¿Nos acaban de colar en Semana Santa un decreto que concede supuesta vía libre a la okupación?

Me cuentan mis fuentes de alto copete en la capital del reino que el Monarca Felipe VI está hasta la corona de la “cuchipanda progre” y de firmar Reales Decretos impuestos por el Gobierno. Los críticos con el Ejecutivo consideran que presuntamente se está abusando del poder para comprar votos y medios de comunicación. Entre otros detallitos, se refieren a un borrador del Consejo de Ministros donde, según anunció Europa Press, se pretende conceder 15 millones de eurazos a distintos medios de comunicación, entre los que se encuentran dos de los grupos mediáticos más rentables de España. ¿Se intentará influir en los medios de comunicación con dinero de todos los españoles?

En tiempos de confinamiento se emiten Reales Decretos como churros, y se plasman en Boletines Oficiales del Estado que salen a horas intempestivas, así que es complicado estar al día de todos los movimientos gubernamentales.

La gran cesión de Pedrito a Pablito

Entretanto, surge la indignación en el pueblo y entre los militares que no ven con buenos ojos la llegada del poderoso vicepresidente Pablo Iglesias al CNI. Para los más temerosos, significa darle acceso a las operaciones secretas del Ejército y la OTAN, así como a los datos personales de aquellos militares que participan en dichas misiones. Algunos militares argumentan que el vicepresidente no ha jurado bandera y que no tiene derecho a conocer las misiones secretas o reservadas, ni la biografía detallada de los equipos top secret. Asimismo, el Coletas se supone que tendrá acceso a los secretos de Estado referentes al 23F, donde el papel del Rey Emérito tuvo un papel estelar … ¿Tendrán fundamento dichas objeciones o se tratará de temores infundados?

Pablo Iglesias fue colado en plena crisis del coronavirus por el ardid de su socio Pedro Sánchez en la comisión del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Algunos juristas de prestigio creen que no concurre el presupuesto habilitante de la “urgencia” que exige la Constitución. El Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del covid-19. Y aprovechando que el Duero pasa por Valladolid, se incorporó una disposición final con calzador para modificar un apartado del artículo 6 de la Ley reguladora del Centro Nacional de Inteligencia, asunto sin relación alguna con el motivo central del real-decreto ley que trata de la declaración del Estado de Alarma.

Con la modificación acordada, se abre la puerta para que el líder de Podemos pueda entrar en el CNI, evidentemente no concurre el requisito de la urgencia para introducir estos cambios tan drásticos en pleno confinamiento. ¿Se puede utilizar éticamente una norma vinculada al Estado de Alarma por el coronavirus para modificar la ley sobre el CNI?, ¿Es constitucional?, ¿Es adecuado? Los juristas tendrán que dar una respuesta, lo que está claro es que no es admisible desde el punto de vista ético. Así las cosas, y por Real Decreto Ley como si se tratara de un requisito urgente de primera necesidad, el rey Felipe VI tuvo que firmar el asunto, se supone que a regañadientes, de prisa y corriendo porque había que declarar el Estado de Alarma. No olvidemos que durante el confinamiento el monarca no recibió a ningún ministro de la formación Unidas Podemos.

Indudablemente las quejas al Gobierno son infinitas: la polémica con las cifras de muertos y muertas; la pésima gestión por falta de mascarillas, EPIS para los sanitarios y protecciones para el Ejército, respiradores y test rápidos. ¿Negligencia?, ¿Ineptitud?,¿Inexperiencia?, ¿Torpeza? La indignación de los empresarios también es manifiesta con las medidas improvisadas y sin perspectiva de un futuro económico saludable. El Gobierno se ha buscado demasiados enemigos, incluso entre sus votantes que ven morir a sus mayores en las residencias de ancianos sin un consuelo. Informa Alfredo Muñiz. Relacionado:

La psicóloga Irene Montero, ministra de Igualdad, ¿”maquina” una estrategia para contentar al pueblo y permitir salir a los niños a pasear?

¿Llega el Gran Hermano Gubernamental?: decretazo para controlar la geolocalización de nuestros móviles por Sanidad

Publicado el Abr 21 2020. Archivado bajo Actualidad, HORECA, Hosteleria, Lujo en tiempos de crisis. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos