VVS

¿Quieres viajar a Italia en el lago de Sanabria?

El amor mueve montañas. El flechazo de un italiano con una zamorana y el enamoramiento con el Parque Natural de Sanabria ha concebido la , Trattoria del Lupo en Galende, muy cerca del mayor lago de España de origen glaciar .

Alessandro abandonó sus proyectos internacionales como ingeniero de telecomunicaciones para construir su pequeña Italia en Galende, muy cerca del lago de Sanabria. Su paraíso está situado en la ribera de un río con playa privada para darse un chapuzón. Desde su casa se escucha el rumor del agua fluyendo con efecto relajante con tiempo para contemplar las flores.

En la cocina su esposa, Pili, y su hijo economista preparan los platos bajo la supervisión del italiano. Él mismo me comenta que ha hecho a mano la pasta del día.

Ojo al dato: “Si no reservas con antelación no tendrás mesa. Llama al teléfono 690 828 715”. Para llegar al paraíso gastronómico italiano es muy sencillo, sigues la carretera al barrio bajo de Galende, pasas frente a la iglesia, continúas hasta divisar un crucero, poco después se encuentra la Trattoría del Lupo a la derecha. Cuidado las noches de luna llena, lupo en italiano significa “lobo”.

Al llegar al restaurante, tendrás que llamar por teléfono para que te abran la cancela y podrás aparcar el coche en la finca privada. Para entrar en el comedor se requiere mascarilla, y siempre te facilitan gel hidroalcohólico. Además, control de temperatura en las fases de pandemia con más riesgo.

Alessandro te recibirá y como buen anfitrión, te dará una clase magistral sobre tipos de pasta, salsas italianas, carnes, arroces, pizzas y otros platos típicos de su tierra natal. Te sentirás como en una auténtica trattoría romana, piamontesa o valdostana. Un auténtico viaje gastronómico a Italia.

La jornada coincidiendo con mi visita, en el comedor había montadas solamente dos mesas aunque cabría alguna más, pero prefiere mantener la distancia de seguridad contra el covid.

En la mesa contigua, observé como servían una focaccia rellena de queso que fue el deleite de los comensales, algunos le servían tomate casero para darle un toque al entrante.

Como aperitivo me sirvieron cecina con pan de maíz. Luego vino el plato estrella, unos gnocchi con boletus dignos de un restaurante de estrella Michelin. Y no podía marchar sin probar la pizza, elegí una “sícula” con alcaparras, tomate fresco, cebolla morada y bonito de Santoña. Crujiente y perfecta combinación de sabores.

De postre, nos sorprendió con una pizza dulce con chocolate negro y nata, invitación de la mesa contigua. Al final, convertimos el comedor -con paredes de piedra- en una tertulia que me recordó los antiguos filandones frente a la lumbre, tan solo faltaba los instrumentos de trabajo manual.

De maridaje puedes elegir entre una selecta carta internacional de cervezas o vinos italianos recomendados por Alessandro. Por supuesto, no podría faltar el chupito de limoncello y la gran sorpresa llegó cuando el italiano me pidió que le dedicara mi novela EL TESTAMENTO DEL GALLO, disponible en Amazon. En la historia, una de las protagonistas también es italiana. La vida es el arte de lo posible, el amor trasladó a la mezzosoprano a vivir en Galicia. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Pero lo dicho, el amor mueve montañas.

Informa Alfredo Muñiz.

Publicado el Ago 13 2022. Archivado bajo Actualidad, HORECA, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?