VVS

Muchos ánimos a Pocholo Martínez Bordiú en su confinamiento en Ibiza

El verano pasado nos encontramos a Pocholo Martínez-Bordiú en Sa Trinxa, un chiringuito playero de la playa de las Salinas en Ibiza. Estuvimos charlando con él, y mi amigo Pep se empeñó en que nos hiciéramos una foto.

Sa Trinxa es famosa por las sangrías de cava, la tagliatelle con marisco y los platos orientales cocinados en wok. La música siempre suena en la playa y hasta organizan pequeños conciertos en directo creando un ambiente de discoteca frente al mar;  ese azul Mediterráneo de verano, con la isla de Formentera al fondo. Seguramente uno de los lugares más mágicos del Planeta. Pocholo había llegado al chiringuito con su moto y su melena al viento, nada hacía prever que iba a padecer un otoño-invierno achacoso. Sabemos por una amiga común que no se encuentra bien, y que no se trata del coronavirus. Esperamos que pronto se cure con la llegada de la primavera, y que este próximo verano lo volvamos a encontrar por la isla como siempre.

Recuerdo cuando decían que era nieto de Franco, en realidad es sobrino del difunto Cristóbal Martínez-Bordiú, marqués de Villaverde, quien fuera yerno de Francisco Franco. También recuerdo cuando estuvo casado con Sonsoles Suárez, hija del expresidente del gobierno Adolfo Suárez. Su lugar de vacaciones ya era Ibiza, y  coincidíamos en los mismos sitios. Recuerdo cuando llevaba a Sonsoles al aeropuerto en moto para ir a coger el avión a Madrid, entonces ella trabajaba en televisión. Al final, la pareja se casó en el Monasterio de Piedra, en Zaragoza, en recuerdo a su título nobilario aragonés de barón de Gotor, concedido por Jaime I de Aragón a sus antepasados. Como cotilleo, Pocholo también está emparentado con el Papa Luna.

También recuerdo a Pocholo en un programa de televisión junto a la lunática Pippi Sol, un personaje de la noche ibicenca que circula con su tridente (símbolo de la Trinidad no falocrática) y su osito de peluche. Le acabo de hacer una entrevista a Pippi para que nos cuente los secretos y rincones más esotéricos de la isla de Ibiza. El reportaje completo lo podrán leer en la revista VIAJAR, VIVIR y SABOREAR, pero les adelanto una de sus perlas: “El amor con Pocholo es puro, él sabe que yo soy Tanit, la diosa de Ibiza. Pocholo me quiere pero no para acostarse conmigo, si me hubiera tocado dejaría de ser la mujer de sus sueños”.

Seguro que Pocholo se tomará las declaraciones de su amiga Pippi a broma, él fue el que la llevó al programa de Jesús Quintero, El loco de la Colina, y él sí que es el dios de Ibiza. Lo dicho, muchos ánimos.

Informa Alfredo Muñiz.

Publicado el Mar 23 2020. Archivado bajo Actualidad, Gastrocotilleo, HORECA, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos