VVS

Educar a los hijos en la paciencia y en la prudencia

Paciencia de niños

Un liderazgo compartido entre el padre y la madre, educa al niño, niña o neñe (para contentar a la Ministra de Igualdad Irene Montero) en un desarrollo psicológico, moral y espiritual sano y saludable. Fomentando la confianza y la libertad. En el camino hacia ese reto, encontraremos adversidades del entorno: exceso de trabajo, estrés, confinamientos, incertidumbre por el futuro, preocupaciones económica y laborales, problemas de pareja o familiares, etcétera.

Aunque sean comprensibles los desequilibrios, nunca se pueden justificar como excusas para no buscar la educación integral de nuestros hijos. El esfuerzo por ayudarles a un correcto crecimiento personal no admite ningún pretexto.

Prudencia en la edad adulta

Al crecer, se les pide a los hijos paciencia por la paz familiar. En ningún caso se puede admitir dicha excusa a largo plazo. A nuestros herederos, les podemos pedir prudencia para evitar conflictos, pero también asertividad para solucionar los conflictos buscando soluciones consensuadas. Incentivando la negociación, y en situaciones de bloqueo, intentar centrarse en los intereses comunes, ayudados por mediadores o expertos en arbitraje para resolver los enfrentamientos, evitando acudir a la vía judicial. Informa Alfredo Muñiz. Relacionado:

La parte del león con el zorro en el gallinero y la urraca en la cocina

Publicado el May 4 2021. Archivado bajo Actualidad, HORECA, Hosteleria, Videos. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos