VVS

De los refugios secretos de los Borbón en los Alpes a las mansiones oficiales

Según cuentan allegados al emérito rey Juan Carlos, la familia Borbón heredó una casa de montaña en Courchevel, una de las estaciones de ski más chic de los Alpes franceses. Allí, es fácil encontrar a familias reales como los Grimaldi, los reyes de Holanda o los royalties más deportistas del imperio de Isabel II de Inglaterra. De hecho, nos encontramos a Estefanía de Mónaco durante una de nuestras estancias, –hace años- en el que coincidimos con la hija de Félix Rodríguez de la Fuente, y un autobús completo con retoños del colegio Santa María de los Rosales donde estudian la princesa Leonor y la infanta Sofía, hijas de los actuales reyes de España. La estación también era frecuentada por la familia Arias, amigos del rey emérito, y por aquel entonces dueños de una agencia de viajes especializada en esquí. Además, Miguel Arias era el dueño del restaurante “Cuatro Estaciones”, junto con Francisco Javier Sitges y Jaime Cardenal de socios en la década de los 80. El monarca solía acudir al establecimiento para atraer clientes.

Courchevel fue un destino elegido por el rey Juan Carlos I, por su hijo Felipe VI e incluso por Letizia para escaparse a practicar el deporte de la nieve en viajes privados. Desconocemos si los Borbón se hospedaban en la casa familiar o si se alojaban en los escasos hoteles que funcionan en la estación. Desconocemos si en la actualidad los Borbón mantienen la propiedad supuestamente proindiviso con otros miembros de la familia.

Les Trois Vallées, Los Tres Valles, situada en el Valle de la Tarentaise, en los Alpes Franceses de la Saboya. Es considerada una de las zonas de esquí más grandes del mundo, comprende una agrupación de 8 estaciones de esquí: Courchevel, La Tania, Brides-les-Bains, Méribel, Val Thorens, Les Menuires – St. Martín de Belleville, Maurienne y Oreille. Pero sin duda las más famosas son tres: Méribel, Val Thorens y Courchevel.

A Courchevel a esquiar con los Borbones

Cuentan las malas lenguas que la reina Letizia recibió clases de esquí en las pistas artificiales de Xanadú, en Madrid. Otro de los viajecitos donde doña Letizia tuvo ocasión de aprender las destrezas del esquí alpino fue en la mencionada estación francesa de Courchevel en los 3 Valles, en el año 2004. Hasta cuchichean que los escoltas ejercían de monitores de esquí mientras Felipe se marchaba por las pistas. Por aquellas fechas los entonces príncipes -aún solteros- también visitaron Candanchú en el Pirineo Aragonés. Y por supuesto Baqueira donde descubrimos el refugio secreto de la reina que desvelaremos a continuación. Una vez casada doña Letizia parece haber perdido la afición por el esquí.

La Pleta en Baqueira Beret, refugio de una familia unida

Las estancias en Baqueira Beret fueron retransmitidas con posados para el Boletín Oficial del Cuore, pero ¿qué ha sido de las propiedades invernales de los Borbones?

La Pleta en Baqueira Beret, se ha convertido en un refugio “abandonado” de la familia real. En los buenos tiempos de Happy Family Meal, pasaban allí sus vacaciones de Navidad. En la cota 1.500 de la estación se encuentra este chalé de montaña. Muy cerca tienen un discreto telesilla -entre pinos-para acceder a las pistas del Valle de Arán sin ser vistos.

El evidente reclamo publicitario de la cuchipanda real provocó que los empresarios interesados en la promoción de Baqueira regalaran el refugio a los Borbón y Grecia en los años 80.

La casa de Baqueira funciona como un hotelito rural, Zarzuela avisa cuando va algún miembro del clan para que la limpien. Los servicios de la estación se encargan de la limpieza y el catering. La residencia era vigilada día y noche por la seguridad del Estado.

Un acogedor “escondite” real en Baqueira a 1.700 metros

El rey emérito aún recordaba antes de marcharse a Abu Dabi sus buenos tiempos de esquiador en el restaurante “Aspen”, que pertenece a su amigo Miguel Arias, ex director de la estación invernal Baqueira-Beret.

En distintos restaurantes del Valle de Arán existen fotografías con la presencia del rey Juan Carlos en sus numerosas salidas a cenar, por ejemplo, en “Casa Benito” se cuelgan imágenes de un joven monarca esquiador. Sin embargo, lo que no había trascendido es el refugio secreto elegido por Letizia de soltera, cuando aún era novia del entonces príncipe Felipe. Casualmente su cuñada, la infanta Elena de Borbón y Grecia, también solía frecuentar el “escondite” real para disfrutar de un baño relajante en la piscina caliente al aire libre. Nos referimos al Chalet Bassibe, un hotel de cuatro estrellas con encanto que se encuentra situado en Baqueira 1.700, muy cerca de La Pleta.

Propiedades inmobiliarias del emérito y compartidas con su clan

Según susurran las malas lenguas, el emérito Juan Carlos I posee a su nombre “presuntamente” terrenos en Marrakech, dos apartamentos en la estación de esquí suiza de Villars-sur-Ollon, y un ático de quitar el sentido en el Londres de Isabel II, valorado en 65 millones de euros.

Sin embargo, en su querida España, el padre del rey Felipe VI solo figura –que sepamos- como propietario de dos fincas: un trocito de un jardín en Aranjuez “para escuchar el concierto de Joaquín Rodrigo”, este pequeño tesoro de 2.500 metros cuadrados lo comparte en propiedad proindiviso con los herederos de Alfonso XIII y de la reina Victoria Eugenia. Supuestamente entre los propietarios podrían encontrarse Alessandro Lequio y Luis Alfonso de Borbón, hijo de Carmen Martínez-Bordiú, entre otros miembros del clan.

Un chollo inmobiliario por 40.000 pesetas

Además, en plena Sierra Nevada, el Borbón emérito y la reina emérita Sofía poseen una finca de cuatro hectáreas, en concreto en Monachil (Granada), la zona con más valor inmobiliario de la estación de esquí de Sierra Nevada. Por lo visto, en la época dorada de la Spanish Royal Family el Ayuntamiento de Monachil reservó un espacio para construir una residencia para el disfrute de los Borbones, pero el proyecto quedó pendiente de construcción. Al final, cuando acudían los Reyes y sus hijos a esquiar se iban al hotel que era más cómodo.

No obstante, “en 1972 se realizó la compraventa escriturada ante notario por 40.000 pesetas”, según informa El Confidencial.

La Residencia Real de La Mareta reconvertida en refugio de políticos

El rey Hussein de Jordania regaló su residencia de lujo en Costa Teguise al monarca emérito Juan Carlos I, que a su vez cedió la finca a Patrimonio Nacional.

Aznar, Rato, Zapatero y Pedro Sánchez disfrutaron de sus instalaciones. Se trata de una construcción al borde del mar que fue remodelada por el artista César Manrique, quien logró integrar la arquitectura en el paisaje de la isla.

Villa Giralda en Estoril, recuerdos de otra época

“Villa Giralda” fue la casa donde los padres del rey emérito vivieron exiliados en Portugal durante la época de Franco.  La residencia del conde de Barcelona, Juan de Borbón, se convirtió en una especie de embajada para los monárquicos. No debe confundirse esta mansión con la Villa Giralda madrileña, residencia de los condes de Barcelona en la capital del reino, en Puerta de Hierro.

La casa portuguesa fue construida en 1936 como chalet del club de golf de Estoril. En 1948 el conde de Barcelona se instaló en la vivienda como aspirante al trono de España. Con anterioridad, y después de su traslado desde Lausana, la familia había vivido primero en Villa Papoila y Villa Belver.

La villa portuguesa recibió el nombre del yate de Alfonso XIII, el Giralda y en honor a los antepasados andaluces de la condesa de Barcelona, María de las Mercedes de Borbón. En 1979 el conde de Barcelona adquirió la propiedad a María del Carmen Mendes de Almeida de Figuereido por un valor de 2,1 millones de escudos. En la escritura de compraventa de 1979 se refleja la superficie del terreno, 2.384 m², y la de la propia casa, 684 m².

Fue a finales de la década de la movida madrileña de los 80, en concreto en 1988, cuando el padre del rey Juan Carlos vendió la villa al alemán Klaus Saafeld.

La gran incógnita: ¿tendrá Juan Carlos I alguna propiedad en proindiviso con Corinna Larsen? Informa Alfredo Muñiz

Relacionado: La cabañita y las “virtudes” del proindiviso en una familia feliz

Publicado el Abr 19 2021. Archivado bajo Actualidad, Gastrocotilleo, HORECA, Hosteleria, Videos. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos