VVS

Consejos para organizar tu cocina y no morir entre cacerolas

Cuatro pasos fáciles para organizar tu cocina y optimizar tu espacio

La cocina es uno de los espacios más multifuncionales de un hogar. Recomendamos tener en cuenta claves para mantenerla ordenada, organizada y aprovechar el espacio de una manera óptima y original.

1. Liberar las encimeras y dejarlas despejadas
2. Guardar de manera adecuada los elementos de cocina
3. Disponer de una despensa organizada
4. Devolver cada cosa a su lugar tras su uso

Organiza tu cocina de una manera fácil y rápida

1. LIBERAR LAS ENCIMERAS Y DEJARLAS DESPEJADAS
La encimera debe ser un espacio para cocinar con comodidad. Por eso, es importante que esté despejada disponiendo de lo necesario en un lugar accesible.
– Guardar las tablas de cortar, instrumentos para cocinar, frascos, etc. en cajas para moverlas fácilmente.
– Disponer de un estante con colgadores para colocar utensilios o tazas.
– Dejar libre una pared de la cocina con una barra para colgar pequeños accesorios de uso cotidiano.

2. GUARDAR DE MANERA ADECUADA LOS ELEMENTOS DE COCINA
El siguiente paso para organizar la cocina de forma eficiente es guardar.
– Vajilla y cristalería juntas: organiza los platos por tamaños, apila los vasos (pero no más de tres) y apoya las copas por la base, para ocupar menos lugar. Guarda los cubiertos en cuberteros. Otra forma de ordenar la vajilla es utilizando gaveteros con pivotes de madera para tenerla a la vista, y ordenadas dentro del cajón.
– Bandejas extraíbles: os recomendamos esta opción cuando los armarios son rinconeros o profundos para poder acceder a los elementos de cocina de forma más rápida y ordenada.

3. DISPONER DE UNA DESPENSA ORGANIZADA
La mejor manera de mantenerla en orden es no acumular en exceso y evitar así que tu cocina parezca pequeña.
– Correcto almacenamiento de los productos: lo ideal es organizar lo más pesado (agua, leche y bebidas) en los armarios inferiores y el resto en los superiores, siempre en un máximo de dos filas. La primera fila con aquellos que caducan pronto y el resto por detrás. Sitúa los productos de uso habitual por encima de la cintura y hasta tu estatura y los de empleo más esporádico en el resto de espacio.
– Destinarles un sitio especial a las especias y sales: para liberar espacio y además, para tener todo en un mismo sitio. Los cajones con compartimentos son una buena opción al igual que los estantes poco profundos.
– Etiquetar los productos: ordenándolos por tipología o categorías para que al momento de cocinar nos permita acceder a ellos de forma fácil.

4. DEVOLVER CADA COSA A SU LUGAR TRAS SU USO
Luego de ordenar y determinar el sitio para cada objeto, es necesario recordar guardar y devolver a su lugar los elementos de cocina tras usarlos. De esta manera, podrás mantener siempre tu cocina ordenada.

Consejos del Instituto Silestone

Publicado el Jun 17 2020. Archivado bajo Actualidad, HORECA, Hosteleria, Tendencias. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos