VVS

CHÍA, la reina de las semillas

Las semillas de chía son recomendadas por algunos nutricionistas como una buena opción para controlar los niveles altos de colesterol. Además, uno de los beneficios de estas semillas es que poseen 5 veces más calcio que la leche y son muy ricas en fibras y grasas vegetales. Hay quien recomienda incluir en la alimentación diaria una “ración humana” que consiste en una mezcla de semillas trituradas de: chía, linaza dorada, sésamo, quinoa y alpiste. Después de triturar esta mezcla de semillas se debe guardar en el frigorífico en un frasco opaco y tapado. Se tienen que consumir en un máximo de 10 días después de ser trituradas. “La ración humana” se añade al yogur, batido, sopa o leche en el momento que se vaya a consumir. Si se consumen solo semillas de chía se recomienda una cantidad máxima diaria recomendada de unos 15 gramos que equivale a una cucharada de postre.

Las semillas de chía se pueden consumir también enteras, desde que se gelifiquen. Para ello, se deberán añadir a la bebida vegetal, yogur o kéfir, mezclar bien y guardar en el frigorífico durante 6 a 8 horas antes de consumir, este preparado debe ser almacenado en un frasco cerrado.

Cómo preparar las semillas de chía

¿Cómo preparas tú las semillas de chía?

Se pueden tomar las semillas crudas, espolvoreadas sobre la ensalada, en el yogur o sobre un postre.

Las semillas molidas mantienen todo su contenido en fibra. También se pueden gelificar, para ello dejarás las semillas de chía en remojo en bebida vegetal como indicamos o en agua hervida. El resultado se puede mezclar en zumo de frutas o en el yogur.

Precauciones con las semillas de chía

Si estás embarazada, la ingesta de chía como laxante debe estar supervisada por tu médico.

En caso de hipertensión, colesterol y diabetes, las semillas de chía podrían potenciar el efecto de estos medicamentos.

No se aconseja ingerir mucha chía antes de una intervención quirúrgica.

Cuidado en caso de mostrar reacción alérgica a las semillas de chía, suspender inmediatamente su ingesta.

Infusión con chía

Bebida de chía fresca para combatir la sed y cargarse de energía.

Ingredientes: una taza de semillas crudas de chía, la mitad de zumo de limón, un litro de agua, una cucharada de azúcar moreno, una hoja de menta.

Preparación: dejar en remojo las semillas de chía en agua durante 3 o 4 horas. Transcurrido dicho tiempo, añadir agua, zumo de limón y azúcar. Remover y dejar reposar en la nevera toda la noche. Al día siguiente, incorporar la hoja de menta.

La bebida se puede tomar hasta saciar la sed durante todo el día.

Informa Alfredo Muñiz

Publicado el Nov 26 2020. Archivado bajo Actualidad, HORECA, Hosteleria, Sabores Afrodisíacos. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos