V V S

Bodegas Pesquera: ¿tres hijas y una madre, cuatro diablos para un padre?

Alejandro Fernández, fundador y alma de Bodegas Pesquera, ha sido destronado de su imperio por sus hijas díscolas Lucía, Olga y Mari Cruz, junto a su ex esposa, Esperanza Rivera. En su día se rumoreó que Julio Iglesias poseía parte del accionariado del vino de Ribera del Duero. Lo que está claro es que Alejandro supo atraer la simpatía del cantante y este le ayudó a promocionar el proyecto.

Fotógrafo: Santy Clavel-www.santy.es

Hoy en día Alejandro Fernández ha cumplido 86 años pero sigue sin jubilarse. Se encuentra en plena forma para dirigir su imperio vinícola, pero según explica a “El Confidencial”: “Llevo un año sin poder entrar a las bodegas. Mis hijas me las han quitado”.

Resulta que tras divorciarse hace dos años, tres de sus cuatro hijas se han aliado con su madre y han logrado el poder para controlar el 50,14% de las acciones de la compañía. Como consecuencia, la primera decisión fue despojar a su padre de los cargos y asignarle un sueldo de 1.700 euros al mes para su manutención.

Así comienza la guerra por controlar Pesquera. Eva, supuestamente la favorita de Alejandro, apoya al padre, y las otras tres hijas, Lucía, Olga y Mari Cruz, a su madre Esperanza. Formando una mayoría para controlar el imperio.

Eva es la más pequeña del clan, aparentemente fue elegida por su padre para “sucederle”, ahora se encuentra en un segundo plano al frente de la guerra legal contra sus hermanas y su madre. Supuestamente, según su progenitor, cumple con los requisitos necesarios para hacerse cargo de las riendas del negocio. Eva estudió en la Universidad Rovira i Virgili, en la Escuela de la Vid de Madrid y en el Instituto de Enología de Burdeos (Francia). Aunque, sin duda su mejor maestro ha sido su propio padre. A los 20 años comenzó a trabajar en Pesquera y se convirtió en el ojito derecho de Alejandro. Lleva cerca de 30 años en el mundo del vino. Aunque las relaciones personales con sus hermanas podrían arruinar la que aparentemente parece una brillante carrera. Si Eva comenzó a trabajar a los 20 años, ¿le dio tiempo a recibir la formación adecuada para liderar una empresa que obtuvo 4,48 millones de euros en 2017?, ¿es Eva una líder natural o impuesta por el patriarca?, ¿qué puestos ocupan el resto de sus hermanas en la empresa?, ¿están siendo asesoradas por profesionales independientes?, ¿intervienen sus maridos en la toma de decisiones?, ¿quién es la líder natural para suceder a Alejandro?

Hay quien afirma, que Alejandro está enfadado desde que ficharon a un nuevo gestor que apartó de la dirección a su hija Eva, la enóloga ….

El imperio familiar está formado por tres bodegas en Castilla y León y una en Castilla-La Mancha, además de un hotel. El grupo  obtuvo un beneficio de 4,48 millones de euros en el último ejercicio auditado, entendemos 2017, en la última junta de accionistas Alejandro Fernández propuso el reparto de los mismos entre los socios como dividendo. Sin embargo, la mayoría del 50,14% decidió destinarlos a reservas voluntarias.

Alejandro intentó vender las uvas a sus competidores

Las pullas entre unos y otros se multiplican. Así en la vendimia de 2018, Alejandro Fernández vendió supuestamente las uvas de sus viñedos a Matarromera y García Carrión. Al parecer, los terrenos continúan a nombre del fundador. Aunque al final, las hijas disidentes ganaron la batalla de forma temporal, gracias a un supuesto contrato que demostraba que las tierras estaban arrendadas a la empresa. Aunque la historia no termina aquí. Supuestamente, hay indicios de “falsedad en documento público, administración desleal y de naturaleza societaria”, según publicó “El Norte de Castilla”. Veremos. De momento, la sociedad, que ya no controla el bodeguero, “vendimió «a la fuerza», sin la tarjeta acreditativa de la DO, de la que Fernández es titular. ¿Qué pasó con esa uva? Pues que no se ha podido vender como Ribera de Duero”, según El Norte de Castilla.

Además, Alejandro Fernández también denuncia que “las marcas estaban registradas a nombre del fundador, así ha abierto otro pleito por el intento de registrarlas en la UE con pequeños cambios”, según apunta “El Confidencial”. E igualmente denuncia que se utiliza su imagen sin su consentimiento.

¿Cuál es la raíz del conflicto familiar entre Alejandro, sus hijas y su ex esposa?

El refrán castellano: “tres hijas y una madre, cuatro diablos para un padre”, podría ser aplicado a la guerra jurídica en Bodegas Pesquera. Parece ser que la raíz del conflicto nace de los cambios orquestados por la mayoría de accionistas que controla la empresa. Las hijas díscolas con el paquete accionarial de su madre suman el 50,14% y han decidido tomar el control de la dirección nombrado a un nuevo fichaje. El ejecutivo apartó a Eva, la enóloga, de sus funciones y no comparte la visión del fundador.

Alejandro Fernánez obtuvo la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, y quiere morir con las botas puestas. Después de dedicar su vida a la bodega, ¿es justo la situación actual?, ¿es correcta la planificación sucesoria?, ¿se tratará de una vendetta por errores ocurridos en el pasado?, ¿vetó Alejandro al resto de sus hijas y ahora se vengan de la actitud de su progenitor?, ¿se encuentra en plenas facultades Alejandro para controlar su imperio a los 86 años?, ¿cuenta Eva con privilegios que han provocado la envidia de sus hermanas?, ¿o simplemente no están de acuerdo con su estrategia comercial y quieren realizar cambios?, ¿ha habido reuniones formales del consejo de administración en los últimos 30 años?, ¿se ha diferenciado correctamente entre dirección y propiedad?, ¿ha sido asesorado correctamente Alejandro por expertos en protocolos familiares?, ¿es correcta la nueva estrategia comercial?

En definitiva, ¿cuál es la raíz real del conflicto?, ¿la nueva visión del negocio?, ¿ha expresado Alejandro una voluntad testamentaria que no aceptan el resto de sus hijas?, ¿existen terceras personas que desconocemos en el gran rifirrafe?, ¿están involucrados los yernos?, ¿no se puede llegar a un acuerdo para que convivan las dos estrategias comerciales o quizás llegar a una división de la empresa? Son muchas las dudas que surgen. El tema resulta apasionante y complejo. Los disgustos se repiten en las mejores familias. Las grandes debilidades suelen ser: la falta de planificación y de comunicación.

Analizamos un caso de una familia empresaria en segunda generación pero, ¿qué ocurrirá con la tercera generación de la saga?

¿Qué ocurrirá en la tercera generación de Pesquera?

Después de siete nietas, nació el único varón, se llama Alejandro, como su abuelo, tan solo tiene 13 años y es hijo de Eva, la favorita y supuesta sucesora. Al abuelo se le ilumina la cara al hablar de su nieto y se deshace en alabanzas. ¿Opinarán lo mismo sus tías?, ¿tienen las nietas de Alejandro intención de trabajar en Pesquera o ya lo están haciendo?, ¿existe un procedimiento para incorporación de familiares en la empresa?, ¿cuál es la política retributiva?

La poda del árbol familiar es muy polémica y los criterios para aceptar miembros familiares en la dirección debe realizarse con unos criterios profesionales, exigiendo la formación y experiencia necesaria. En las grandes sagas empresariales resulta casi imposible llegar a puestos de alta dirección ante las estrictas exigencias que pueden incluir los siguientes requisitos: siete años de experiencia fuera de la empresa familiar, de los cuales dos años deben ser en el extranjero; además deben de contar con licenciaturas y masters emitidos por las Universidades más prestigiosas del mundo, según los rankings oficiales, y cursos especiales tutelados por los mejores expertos mundiales para aprender a gestionar a la familia, no solo al negocio. Incluso se constituye un consejo formado por asesores independientes para evaluar a los candidatos. El grado máximo de independencia ocurre en los grupos de abogados más exigentes que vetan absolutamente la incorporación de sus hijos al grupo empresarial.

¿Qué tipo de líder es Alejandro?

Hay empresas que se enquistan ante los conflictos familiares, en tal caso quizá la mejor opción sea vender a un tercero o liquidar a los accionistas disidentes. Lo importante es que los problemas familiares no intercedan en el desarrollo del negocio. Como vemos en el caso que nos ocupa la situación es grave. Alejandro, el fundador, llegó a intentar vender la uva a sus competidores. Y el asunto sobre el futuro de los viñedos aún está por dilucidar.

Dentro de la tipología de líderes frente a la sucesión, Alejandro parece enmarcarse dentro de un perfil muy especial, el de los monarcas. Suelen tender a ser autoritarios y complejos, al llegar a una edad avanzada se dan cuenta de que no podrán llevar a cabo todos sus sueños, lo cual les genera ansiedad. La identificación con su reino-empresa es absoluta y, por tanto, buscará un sucesor que no le haga sombra y pueda controlar hasta el final. La sucesión de un líder monarca nunca es completa porque jamás estará dispuesto a abdicar. La hora de la verdad llega tras su muerte.

Cuidado con los asesores papanatas

Aunque también se debe alertar de los asesores independientes de “prestigiosos” grupos de abogados que no aportan ningún valor añadido, y tan solo se preocupan por cobrar sus dietas y mantener su puesto. Lo ideal sería formar accionistas que puedan controlar las riendas, seleccionar a los mejores consejeros, y contratar a los mejores profesionales para dirigir la empresa, ya sean familiares o externos. Actuando siempre bajo criterios de profesionalidad, y olvidando los vínculos familiares a la hora de la selección.

Otro duelo entre sagas vitivinícolas con apellido común

Otro pleito en Ribera del Duero que está dando mucho que hablar es la guerra judicial entre Bodegas Emilio Moro con seis procedimientos abiertos contra Carlos Moro por bautizar a sus vinos con el apellido que puede llevar a confusiones. Ambas parientes lejanos tienen un bisabuelo en común, Hipólito Moro. Como ven las disputas familiares pueden durar generaciones si no se consensúa un protocolo en familia. Informa A.M.

Publicado el Mar 29 2019. Archivado bajo Actualidad, Asesores, El brindis, Hosteleria, Opinion. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos