VVS

Himnos al desamor: Beret, Rocío Jurado, Chavela Vargas y Paquita la del Barrio

El desamor causa vacíos y en ocasiones los remedios resultan sorprendentes. Un zoológico americano ofreció poner el nombre de tu ex a una cucaracha para dársela de comer a los suricatos el día de San Valentín. Incluso puedes contemplar el festín a través de Internet. La venganza es un plato que se sirve frío. Personalmente prefiero la música y los viajes para curar los males del desamor.

En un día de los enamorados me regalaron una obra de arte de un Cupido con pendiente, y al despertar encontré pintado un corazón en la pared de mi habitación. El dios del deseo apuntaba con su flecha a ese enorme corazón cargado de sentimiento. Mais c´est la vie, no toujours en rose.

Con el tiempo, “Se nos rompió el amor de tanto usarlo”, como cantaba la más grande, nuestra Rocío Jurado. Quizá el entorno y las circunstancias de la vida también contribuyeron al final. El “tenemos que hablar” desembocó en un “adiós temporal” que continúa “permanente”…, aunque el corazón continúa latiendo.

Entonces llegó el desamor, comencé a escuchar a Chavela Vargas, con su Ojala que te vaya bonito.

En los momentos de más rabia, hasta interpreté en el karaoke a Paquita la del Barrio con su magnífico tema Rata de dos patas, toda una sesión de desahogo equivalente a 10 sesiones con un psicoterapeuta.

Entretanto, el Cupido con pendiente se cayó de la pared por arte de magia. Tal vez estaba poseído y terminó el embrujo del dios alado. No lo sé.

Decidí volver a pintar la pared de malva para borrar las huellas del amor. Me propuse olvidar aquel corazón que había dejado de palpitar pero seguía latiendo.

Mientras pintaba con brocha gorda sobre el corazón de Cupido, diseñado con brocha fina, escuchaba el “Corazón Partío” de Alejandro Sanz. Por cierto, en el momento de escribir este post, el cantante se encuentra de reposo absoluto por neumonía, como mi corazón. Espero que tenga mejor arreglo que las arterias que corren por mi cuerpo.

Con la llegada de la primavera, la sangre se altera y los recuerdos del desamor regresan con este tema de Beret: “Lo siento”. Una letra cargada de sentimiento, una pasión difícil de superar.

El cuadro de Cupido sigue esperando un destino digno del Olimpo. El dios del deseo es hijo de Venus, la diosa del amor, la belleza y la fertilidad, y de Marte, el dios de la guerra. Se suele representar como un niño alado, con los ojos vendados y armado de arco, flechas y aljaba. Mi Cupido es más sexi, lleva su pendiente y sus rizos. Quizá provenga de la mitología griega donde se le llamaba Eros. Sea como fuere, ¿terminará en el trastero, en la basura o lo subastaré al mejor postor cibernético?

Las alas de Cupido no se han roto. De momento, guardaré el recuerdo con cariño mientras resuene en mi cabeza el poema de Antonio Gala:

Tú me abandonarás en primavera,
cuando sangre la dicha en los granados
y el secadero, de ojos asombrados,
presienta la cosecha venidera.

Creerá el olivo de la carretera
ya en su rama los frutos verdeados.
Verterá por maizales y sembrados
el milagro su alegre revolera.

Tú me abandonarás. Y tan labriega
clareará la tarde en el ejido,
que pensaré: Es el día lo que llega.

Tú me abandonarás sin hacer ruido,
mientras mi corazón salpica y juega
sin darse cuenta de que ya te has ido.

Lo siento de Beret
Tú siempre decías que nunca te irías si no te iría bien
No luchar por lo que quieres solo tiene un nombre y se llama perder
Si te hice daño no fue sin quererte sino sin querer
Dime sólo qué prefieres si tienes la opción de tener o temer
Tú sólo piensas en cómo se acaba
Yo sólo pienso en cómo acabaré
Un día me dices “me faltan las ganas”
Otro lo pienso y nunca te gané
Yo que hice todo porque te quedaras
Ahora lo pienso con qué me quedé
Tiempo perdido quizás lo he ganado
De echarte de menos a decirte que:
Lo siento por hacerte perder el tiempo
Por pensar que hacer otro intento
Por tenerte, lucharte y sentirte te haría feliz
Reviento porque a veces ni yo me entiendo
Cómo voy a entender lo nuestro
Si nunca te entendí ni a ti
Yo sé

Que no importarme el pasado
Que antes me mataba solo es crecer
Que nunca hemos sido dos
Ya que contando el miedo si éramos tres

Porque somos tan iguales
Que si tú te vas yo me voy también
El fallo es tener un problema
Y nunca aprender

Si vas a quedarte que sea conmigo
Si vas a correr que sea por el filo
Sé que el futuro no estaba delante
Ahora si me doy cuenta que está contigo

Ya gané al tiempo y no está perdido
Yo nunca recuerdo pero no olvido
Existen mas cartas que nunca se dieron
Porque ya no hay fuerzas por quien la ha escrito

Lo siento
Por hacerte perder el tiempo
Por pensar que hacer otro intento
Por tenerte, lucharte y sentirte te haría feliz

Reviento
Porque a veces ni yo me entiendo
Como voy a entender lo nuestro
Si nunca te entendí ni a ti

Porque tus aciertos dirán donde estas
Y tus fallos tan solo por donde ir
De que me vale la cantidad
Si solo la intensidad va hacerme feliz

Antes de hacer lo que va a destrozarnos
Prefiero salvarte y hacerte a ti
Ya no comprendes que no puedo darte
Aquello que no tengo y no vive en mi

Lo siento
Por hacerte perder el tiempo
Por pensar que hacer otro intento
Por tenerte, lucharte y sentirte te haría feliz

Reviento
Porque a veces ni yo me entiendo
Como voy a entender lo nuestro
Si nunca te entendí ni a ti

Tú siempre decías
Que nunca te irías si no que iría bien
No luchar por lo que quieres
Solo tiene un nombre y se llama perder

Si te hice daño no fue sin quererte si no sin querer
Dime solo que prefieres
Si tienes la opción de tener o temer

Publicado el Abr 14 2019. Archivado bajo Actualidad, Hosteleria, Videos. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Martini

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos