VVS

Felicidades a todos los Juanes y Juanas

Con motivo de la festividad de San Juan, les voy a desvelar una pincelada de mi novela EL TESTAMENTO DEL GALLO, disponible en Amazon, donde uno de protagonistas relata la magia de la noche considerada erróneamente la más corta del año. En realidad, el argumento de la corta duración de la noche de San Juan es un falso mito, como muchas otros argumentos que se dan por válidos. Pero no merece la pena desmentirlo. Nuestro protagonista explica mucho mejor el meollo de la cuestión.

Basilio: “Esta noche celebramos la noche de San Juan. Rendimos culto al fuego con hogueras, las cacharelas o lumeiradas, y veneramos el agua con los baños sagrados. Se organizan ritos ligados a la fertilidad y purificación. Se espantan los espíritus malignos”. (…)

Basilio: “La tradición manda saltar la hoguera nueve veces para lograr protección y buena suerte. Muchas mujeres también reciben nueve olas en la playa para aumentar la fertilidad femenina”. (…)

En la oscuridad de la noche, el anfitrión añade al aguardiente de orujo, azúcar, corteza de limón y unos granos de café sin moler. Luego, da el toque final al brebaje, levantando el orujo con un cucharón en llamas, y dejándolo caer en el recipiente de barro. El fuego azul se apodera de la escena nocturna, mientras recita el conxuro y mira a los ojos a Jasmine:

“Mouchos, coruxas, sapos e bruxas;

demos, trasnos e diaños;

espíritos das neboadas veigas,

corvos, pintegas e meigas;

rabo ergueito de gato negro

e todos os feitizos das menciñeiras…”.

“Búhos, lechuzas, sapos y brujas;

Demonios, duendes y diablos;

espíritus de las vegas llenas de niebla,

cuervos, salamandras y hechiceras;

rabo erguido de gato negro

y todos los hechizos de las curanderas…”.

Desde la revista VIAJAR, VIVIR y SABOREAR les deseamos que los malos rollos se extingan con el conjuro. Que los maleficios, y espíritus malvados se alejen de sus vidas y que se espante a las meigas gallegas, a las bruxas asturianas y a las befanas italianas.

Os deseamos que disfrutéis del verano. Con esa expectativa nació esta publicación, a la venta en los mejores kioscos de España, que se llama VIAJAR, VIVIR y SABOREAR. Muy pronto saldrá a la venta el número especial de verano 2022, dedicado a mi padre José Muñiz, recientemente fallecido y alma de mi espíritu viajero.

Proximamente en los mejores kioscos de España.

Los ritos purificadores del fuego y el agua

Una bruja practica un rito purificador con sus discípulas en una zona apartada de la playa, frente a las dunas. Todas vestidas de blanco, portan velas alrededor de la hoguera e invocan a los espíritus. Las raíces celtas asturianas promueven, además del culto al sol, el culto al agua. En la noche de San Juan, a las doce, los más atrevidos se bañan en el agua de las fuentes, ríos y playas. Los jóvenes prefieren el botellón. Aunque este año está prohibido.

La creencia mitológica dice que en la noche mágica de San Juan, los campos, montes, ríos, arroyos y fuentes son bendecidos y el agua les otorga salud y protección contra las enfermedades. También se rinde un especial culto a los seres de la mitología asturiana. Les xanes, los trasgus y los cuélebres son los protagonistas del bosque en la mítica noche.

Feliz Santo a todos los Juanes y Juanas, tras una noche con menos fuego. Nos quedan las sardinas, la coca catalana y la sidra asturiana

Este año solamente se podrán hacer hogueras en los jardines de las casas particulares. Cuidado con los jóvenes que quieran hacer fuego en la playa, podrían ser sancionados con elevadas multas.

Comienzan los preparativos para una de la noches más mágicas del año. El refranero español se ha quedado desfasado con los efectos del cambio climático, en el Norte parece que el verano no quiere entrar. El viejo dicho: “hasta el 40 de mayo no quites el sayo” proviene de una poesía de Rodríguez Marón, publicada en el año 1896, que continuaba: “Y si vuelve a llover, vuelvetelo a poner ”.  Un siglo más tarde, Joan Gomis sentenció: “y si el tiempo es importuno, hasta el cuarenta de junio“. El refrán se ha actualizado con el coronavirus y ahora se dice: “Hasta el 40 de mayo no te acerques al payo…”. Veremos.

Sea como fuere, esperemos salvar las tradiciones gastronómicas con sus sardinas.  En el Norte las sardinas se cotizan cada día a precios más elevados debido a su escasez. Sin embargo, en Tavira (Portugal), durante la fiesta de San Juan los puestos ofrecen cerveza o sangría por un euro y te llenan un plato con sardinas; además la velada es amenizada con música y las mujeres con sus delantales danzan con sus mozos. Quizá este año tengamos que bailar el “dancing in the rain”…

Consolémonos con las sardinas y las cocas, en el Sur de España los espetos inundan las playas de Málaga: Richard Alcayde moderniza el espeto malagueño.

En Cataluña son famosas las cocas de San Juan. Se come para celebrar la Noche del 23 al 24 de junio. La coca se elabora haciendo un montón con la harina en cuyo centro se añaden el azúcar, los huevos, la sal, la levadura, la ralladura de cáscara de limón y la manteca de cerdo. Se mezcla bien con los dedos, añadiendo despacio leche o agua, y se amasa hasta obtener una masa homogénea que no se pegue a las manos. Se deja reposar y se estira con el rodillo hasta obtener una torta de forma ovalada o rectangular. Se extiende sobre una lata engrasada hasta dejarla con un grosor de 1 cm aproximadamente. A continuación se cubre con trozos de fruta confitada y se deja fermentar a temperatura tibia durante una media hora. Se espolvorea con azúcar y se cuece al horno hasta que esponja y se dore la superficie.
Tradicionalmente la Noche de San Juan hacía referencia a El Bautista, y siempre estuvo ligada con las hogueras o los fuegos. La Noche de San Juan es una festividad de origen pagano que se festeja el 24 de junio, tres días después del comienzo del verano.
Los puristas vinculan la festividad con las celebraciones de la llegada del solsticio de verano en el hemisferio norte el 21 de junio, cuyo rito principal consiste en encender una hoguera. La finalidad del asunto era dar más fuerza al sol. A partir de dicha fecha los días van haciéndose más cortos hasta el solsticio de invierno.

Raíces celtas con fuego y sidra

En asturiano se conoce como la “Nueche de San Xuan” y se queman “les fogueres”. Una de las hogueras más famosa era la de Mieres, ubicada en la Plaza del Ayuntamiento. Los mozos y las mozas cogidos de la mano bailaban la danza prima en torno a la hoguera.  Fuegos artificiales, actuaciones musicales y cuando el fuego baja saltan la hoguera. En muchos pueblos de Asturias engalanaban las fuentes con flores y laurel para rendir culto a la diosa del agua, el rito es conocido como “enramar”.

En Corvera se celebraba una ”Nueche Celta” y “se prendía” una gigantesca hoguera en el embalse de Trasona, con la actuación de varios grupos de música folk. En la Playa Poniente de Gijón y en la Plaza de la Catedral de Oviedo también se organizaban las tradicionales “fogueres”. Asimismo se organizaban actuaciones de grupos musicales, y hasta se tiraban fuegos artificiales. La bebida tradicional del festejo es la sidra. Pandillas de amigos organizaban espichas en los prados o en la playa, unos llevaban cajas de sidra de casa y otros las compraban en los chiringuitos compuestos para la ocasión. En la playa de Salinas triunfaba el botellón en torno a las hogueras, y los ritos de las brujas frente al mar. Una fiesta muy purificadora que esperemos celebrar en 2022 como se merece.

Informa Alfredo Muñiz (Asturias)

¿Como celebras la noche de San Juan en tu localidad? Cuéntanoslo en los comentarios a este artículo.

Publicado el Jun 19 2022. Archivado bajo Actualidad, HORECA, Hosteleria, Lujo en tiempos de crisis, Videos. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?