VVS

El tinto Monasterio de Corias ganador en la cata de la vendimia asturiana

Monasterio Corias  Tinto parahorecaLa Cofradía del Vino de Cangas reunió a 120 personas para una cata a ciegas de los vinos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Cangas con motivo de la Fiesta de la Vendimia 2014. La muestra ganadora fue un tinto madera de Monasterio de Corias.

El sabor a uva es la nota predominante del vino ganador. Aunque ha permanecido en barrica de roble para tener larga vida, los taninos de la madera se asimilan con los taninos del vino, recuerda el sabor a fruta, a vainilla, y a frutos secos.

Vino Tinto crianza Monasterio de Corias Finca los Frailes Cosecha 2011 D.O.P. Cangas

Cereza brillante no muy cubierto. Aroma potente a frutos rojos silvestres, hollejo macerado, fondo especiado de la crianza, algo cremoso (lácticos) y tierra húmeda. En boca, fresco, sabroso, fruta madura y golosa, mineral.

Uvas tintas procedentes de viñedos inscritos en el registro oficial de DOP Cangas. Variedades: Mencía (22%), Carrasquín (20%), Verdejo negro (8%), Albarín negro (50%)

Crianza en barrica de roble durante 11 meses. Una vez embotellado se mantiene en bodega un mínimo de 6 meses antes del etiquetado y encajado. Producción: 9.000 botellas

 El primer cultivo ecológico de uva asturiana y el nuevo “champán”

El enólogo Juan Redondo anuncia la introducción del primer cultivo ecológico de uva asturiana en los viñedos del Monasterio de Corias. Además desvela a PARAHORECA.COM un ambicioso proyecto para producir vino espumoso asturiano con la calidad del champán francés.

Nuestros vecinos franceses ya reconocieron la calidad del vino asturiano, así en el Concurso Internacional de Lyon celebrado en 2012, España consiguió cinco medallas de plata; una de ellas fue para la DOP Cangas, en concreto para la bodega Monasterio de Corias por su Guilfa Blanco cosecha 2012, entre otros muchos reconocimientos.

 Viticultura heróica asturiana

c3c2c4c1Muros de piedra, esencia de vino, viñedos aterrazaos en la bodega del Monasterio de Corias. Variedades de uva autóctona asturiana con viñas de hace más de un siglo: Alvarín tinto y blanco, Verdejo, Carrasquín tinto y Mencia.

La bodega fue fundada por los monjes benedictinos en el siglo XI. Desde el año 2000 una empresa privada gestiona la bodega gracias a la concesión del Principado de Asturias por 40 años. Además, los actuales gestores han registrado el nombre “Bodega Monasterio de Corias” y exportan vino asturiano a numerosos países. Víctor Álvarez explica que la bodega ha sido catalogada como de viticultura heróica.

Los vinos asturianos de Cangas del Narcea

Los valles que configuran la cuenca alta del rio Narcea cuentan con un clima especial que permitió a lo largo de los siglos, no sin dificultad, el desarrollo de la viticultura. Más horas de sol y una pluviometría moderada se traducen en una vitivinicultura de carácter atlántico, viticultura de montaña con laderas escarpadas y de fuertes pendientes, suelos de antiguas pizarras donde se asientan las centenarias cepas, logrando un paisaje único. Es en este entorno, donde los viticultores han sabido mantener las variedades que mejor se adaptaban al mismo: Albarín negro, Verdejo Negro, Carrasquín y Albarín blanco son, sin duda, las más emblemáticas.

El clima, el suelo, las variedades únicas y el trabajo de los viticultores, dan forma a los brazos de la centenaria cepa que sustenta los ancestrales vinos de cangas.

La historia del Monasterio de Corias está unida desde su fundación al cultivo de la vid y a su desarrollo en la comarca y no solo el cultivo era importante, la elaboración de vino daba forma al trabajo desarrollado con paciencia por los monjes en el viñedo que lo rodeaba. En este entorno, dentro de la finca que encierra el Monasterio, con sus viñedos recuperados, la bodega vuelve con modernas instalaciones, pero con la paciencia y el buen hacer que los monjes supieron darle al cultivo de la vid y  a la elaboración de vinos.

La bodega cuenta con dos edificios principales, uno de ellos destinado a recepción de uva, elaboración, embotellado, botellero y etiquetado y otro destinado a sala de crianza, catas y recepción de visitas.

La bodega cuenta con una capacidad de depósitos de 50.000 litros y un parque de cien barricas de roble francés y americano donde el vino se somete a periodos de crianza entre ocho y doce meses, siendo la primera bodega de la zona en elaborar vinos con crianza.

Se cuenta además con 15 has de viñedo propio y controlado situado en Cangas del Narcea e Ibias, donde los viticultores son asesorados de forma continua y a lo largo del año sobre el manejo del viñedo, carga, y tratamientos fitosanitarios, con objeto de asegurar una óptima calidad de la uva que llega a bodega. Son mayoritariamente viñedos por encima de los 60 años de edad, sobre suelos pizarrosos,  formados en espaldera y cultivo en ladera o terrazas.

La conversión del Monasterio en un Parador Nacional abre nuevas posibilidades de desarrollo a la zona y a la bodega al igual que hace siglos su fundación provocó.

Viñedos, bodega de elaboración, bodega de crianza, sala de catas conforman la recuperada bodega del Monasterio de Corias donde el cuidado de la vid, su esmerada vendimia y elaboración recuperan los olvidados y singulares Vinos de Cangas.

No nos olvidamos de las actividades de Enoturismo, cada vez más demandadas por el público visitante de la zona. La bodega, ya desde su recuperación, inició un programa de visitas guiadas a sus instalaciones y viñedos, actualmente los paquetes Smartbox y La Vida es Bella la incluyen dentro de su actividades, así como la Ruta del vino de Cangas de Saboreando Asturias y el Pase Vip del Vino de Cangas.

Relacionado:

Viticultura heróica asturiana en el monasterio de Corias

El primer cultivo ecológico de uva asturiana y el nuevo “champán”

Publicado el Nov 3 2014. Archivado bajo Actualidad, El brindis, Hosteleria. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos