VVS

Los catalanes exigen la apertura inmediata de la hostelería, ¿se discrimina a los hosteleros frente a otros sectores?

El sector de la hostelería y el pequeño comercio languidece ante los cierres provocados por la pandemia. Entretanto, observamos incoherencias varias, como la permisividad en la apertura de salones de belleza o la venta de productos no esenciales en grandes superficies. Circula un vídeo por las redes sociales de la dueña de una zapatería que denuncia cómo se puede comprar calzado en centros de venta de multinacionales mientras el pequeño comercio local se arruina. ¿No hay más riesgo de contagio viajar en metro o en autobús que tomar un café en una terraza?

Entretanto, los políticos -como los fontaneros del Titanic- reparten fondos europeos entre colectivos marginales, que más bien parece una compra de votos mientras dejan que se arruine la base económica del país.

¿Es constitucional la falta de libertad impuesta hasta para pasear? Entendemos que haya restricciones en grandes ciudades con riesgo a las aglomeraciones, pero ¿es necesario un toque de queda a las 10 de la noche en aldeas rurales y pueblecitos costeros de Asturias? o ¿se han pasado 20 pueblos con la exigencia autonómica impuesta por el Gobierno del Principado?

Asimismo, asistimos a una política fiscal incoherente donde se sube el sueldo a los políticos y funcionarios mientras se incrementa la cuota contributiva de autónomos para cubrir los gastos de la Seguridad Social, con una asistencia sanitaria cada vez más deficiente por falta de recursos.

¿Y qué me dicen del impuesto de sociedades y del patrimonio? Las familias más pudientes planifican huidas al extranjero para librarse de las cargas fiscales presuntamente “abusivas” que el Gobierno quiere imponer.

¿Hasta dónde va a aguantar el pueblo la incompetencia de los políticos?

Así las cosas, que me expliquen cómo vamos a reactivar la economía con una política fiscal contra los emprendedores. Son muchas las voces que protestan y no es para menos.

En Madrid la hostelería está funcionando pese a la pandemia y la evolución del control del coronavirus. Por tanto, hay algo que no cuadra en la estrategia política aplicada contra el virus.

Así, la restauración catalana exige a la Generalitat la apertura inmediata de la hostelería este mismo fin de semana para intentar salvar los muebles… En concreto, exigen la apertura a partir del viernes 13 de noviembre, día en que se cumple el plazo establecido de medidas de cierre hace 15 días.
El sector hostelero plantea a los políticos -que se han convertido en “epidemiólogos de sofá” con sueldo a domicilio- una propuesta de mínimos que garantice la seguridad sanitaria con las medidas pertinentes, pero a la vez que cubra los costes de la actividad. Los catalanes proponen limitar el aforo interior al 50% y no fijar restricciones en las terrazas.

Sobre los horarios de apertura los catalanes solicitan servir todas las comidas del día, desde el desayuno a la cena. Con una hora de cierre a las 11 de la noche. Además, los hosteleros alegan que en un estudio con 85.000 contagios, se demostró que solo un 3% de los casos se había producido en la restauración.

La iniciativa contra las medidas del Gobierno catalán parte de los grandes chefs, de las cadenas de restauración y de los pequeños bares y restaurantes. Todos juntos luchan por imponer unos criterios que contemplen la seguridad sanitaria y la supervivencia financiera.

Ferran Adrià (elBullifoundation), Joan Roca (El Celler de Can Roca), Jordi Cruz (ABaC), Carme Ruscalleda, hermanos Torres (Cocina Hermanos Torres), Oriol Castro (Disfrutar), Albert Raurich (Dos Palillos), Romain Fornell (Caelis), Carles Gaig (Restaurant Gaig), Josep i Pere Monje (Via Veneto), Isidre Gironès (Ca l’Isidre), Raül Balam (Moments), Ada Parellada (Semproniana), son algunos de los grandes cocineros que suelen visitar platos de televisión como MasterChef, y que ahora se han puesto las pilas para defender al sector hostelero catalán.

Los hosteleros cumplen rigurosamente todas las normas sanitarias, igual que los supermercados, las farmacias o los medios de transporte público. Entonces, ¿por qué existe una discriminación respecto al resto de sectores de actividad?, ¿llegarán a censurarme mis opiniones con la nueva ley del Ministerio de la Verdad? Informa Alfredo Muñiz.

Relacionado: El minero del confinamiento interpreta “No hay dinero”, dedicado a los empresarios

Publicado el Nov 11 2020. Archivado bajo Actualidad, HORECA, Hosteleria, Lujo en tiempos de crisis, Noticias destacadas. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos